Blog

Hábitos sanos para bajar rápido de peso

La muy conocida frase “mente sana en cuerpo sano” encierra una idea que proviene de tiempos antiguos. Así es, en la Grecia clásica consideraban tan importante el desarrollar un cuerpo sano como el intelecto, pues ambos, eran parte de un todo que conformaba al individuo.

Es por ello que los griegos aportaron tanto a la cultura moderna, y por ello que muchos filósofos recomendaban evitar los excesos en la comida y bebida, además de cultivar la mente y fomentar las bellas artes para beneficio del ser humano, en pocas palabras, el tener hábitos sanos que nos permitan tener “mente sana en cuerpo sano”.

Es en este sentido, y en franca comunión con el legado que se nos ha dejado de tiempos milenarios, que hoy en día los especialistas de la salud nos recomiendan una serie de dietas balanceadas, regímenes alimenticios y rutinas físicas para mantenernos sanos.

Es innegable que, con el avance tecnológico que hemos tenido, la actividad diaria se ha hecho cada vez más sedentaria, facilitándonos sobremanera el trabajo físico, lo que ha dado, por lógica, que ese sedentarismo nos afecte sensiblemente con un aumento de nuestra masa corporal. Y con esto han surgido métodos para bajar de peso rápido.

Ahora como nunca, el “conservar la línea” se ha hecho tan importante no sólo por una cuestión estética, sino por salud. Miles de estudios científicos han demostrado una mayor calidad de vida al estar un individuo en su peso ideal. Problemas cardíacos, respiratorios, la diabetes, entre otros, pueden prevenirse con mantener nuestro peso ideal, siguiendo una alimentación sana y balanceada.

Afortunadamente, junto con ese avance tecnológico, también se han desarrollado muchas técnicas innovadoras para bajar de peso, que nos ayudarán a mantenernos sanos y asegurarnos una larga vida, teniendo nuestra meta muy clara: bajar de peso rápido.

Sin embargo, junto con eso, ha habido una proliferación de recetas o remedios “milagrosos” que aseguran darnos resultados increíbles en poco tiempo y con el menor esfuerzo.

Debemos tener cuidado con esto, porque podemos poner nuestra salud en peligro. Los avances tecnológicos y las técnicas innovadoras de las que hacemos referencia no reemplazarán nuestra fuerza de voluntad, ni nuestra constancia, están para ayudarnos y hacernos el trabajo un poco más sencillo.

Sin embargo, el acompañar un poco de actividad a nuestros programas de dietas, nos asegurarán un éxito seguro, pues, nada mejor para bajar esos kilitos de más que el ejercicio. Esto implica hacer a veces ciertos “sacrificios”, teniendo en cuenta que, si queremos tener un cuerpo de modelo, esos sacrificios tendrán que ser más frecuentes y en mayor intensidad.

Pero el verdadero secreto es convertir esa alimentación sana, esa rutina de ejercicios, en algo más que un plan temporal para bajar de peso rápido. El verdadero secreto es convertirlos en un estilo de vida, en adoptarlos como parte nuestra, en adquirirlos como hábitos en nuestros quehaceres diarios.

Es por esto que en ”Guía para la Salud” nos hemos preocupado por conseguir las opiniones de expertos en la materia, gente seria que realmente tiene experiencia o que ha vivido “en carne propia” el seguir un régimen alimenticio o una dieta elaborada por profesionales de la alimentación, haciéndonos ver que esos llamados “sacrificios” realmente no lo son. Que el verdadero sacrificio consiste en sufrir un cambio drástico en nuestras vidas, a causa de una enfermedad derivada de nuestro sobrepeso.

Es ahí, justamente, donde radica el riesgo que ahora estamos a tiempo de evitar. Pero debemos tener en cuenta que los únicos responsables en nuestro esfuerzo somos nosotros mismos, así como nosotros mismos seremos quienes gozaremos de una figura envidiable o de una excelente salud. Sólo de nosotros mismos depende nuestro bienestar.

Es indudable que hay productos que nos ayudarán a bajar rápido de peso, pero éstos deben estar supervisados por gente profesional, que no sólo nos asegure el bajar de peso, sino también el hacerlo de la manera más sana y sin poner en riesgo nuestra salud.