Enfermedades de la próxima temporada

Ya empezamos a ver los pediatras las primeras enfermedades de las vías respiratorias altas, es Agosto y aún hace calor. Pero sí, así es Mexicali. Mayo, Junio, Julio y casi todo Agosto, son meses en los que casi no se enferman los niños. Hay muchas razones para ello, pero nada más se acerca Septiembre y empiezan los niños a enfermarse con más más frecuencia. Las abuelas, los abuelos y los médicos pediatras viejos, como yo y mi amigo Luciano (sin ánimo de ofender, pues la vejez es muy digna y además quiere decir que aún estamos vivos), ya lo sabemos. Y entonces es aquí dónde padres, abuelos se preguntan ¿es posible hacer algo para disminuir el número de enfermedades de nuestros hijos y nietos? Y la respuesta es contundente: ¡Sí! Si se puede hacer algo.

Miren: hay medicamentos que previenen las infecciones mediante el refuerzo de nuestro sistema inmune, que es el que nos defiende de los malosos del exterior. Hay medicamentos que previenen y mejoran las alergias. Hay vitaminas y hierro que aumentan la capacidad de nuestra sangre para producir anticuerpos. Hay medidas generales que ayudan a mejorar el ambiente. Así que sí, si hay muchas herramientas de las que podemos echar mano padres y médicos, pero debemos trabajar juntos en esto. Cada uno debe hacer la parte que le toca en el concierto de mejorar la calidad de vida de los pequeñines. Y ¿cuándo?, sí, ¿cuándo empezar? Ya. Pues ya.

 

Desde este mes de Septiembre podemos empezar a preparar a sus hijos con una serie de cosas que sí son efectivas, recordando, obviamente, que no hay milagros. No hay unas gotitas mágicas, ni unas vitaminas milagrosas que hagan que sus hijos no se enfermen nunca. Recuerden, seres humanos, microbios y alérgenos (sustancias que causan alergias) convivimos en un mismo mundo e interactuamos. Nosotros nos defendemos, ellos nos atacan, pero se hace lo que se puede.

Así acuda con su médico de confianza, con su pediatra consentido, con su alergólogo de su agrado, pero hágalo ya. Por lo pronto les entrego hoy para su lectura y para poner en práctica algunas recomendaciones generales. Les esperamos, aquí en este centro médico Plaza Arcoiris, La Dra. Bocanegra, Alergóloga, el Dr. Borjón, Médico General, y un servidor como pediatra.

 

¿CUÁLES SON ALGUNAS MEDIDAS PREVENTIVAS RECOMENDADAS?

 

Para las madres que están embarazadas y que además, son alérgicas, es conveniente evitar alimentos altamente alergénicos, como el chocolate, los cacahuates, los mariscos, el huevo, frutos secos, como la nuez, los cacahuates, las almendras y las semillas de calabaza; también deben evitar las fresas, los cereales que no sean arroz y avena, entre otras cosas. Pida una lista más completa a su ginecólogo o a al pediatra de sus otros hijos.

Hay más cosas que se pueden hacer:

  • Si es posible, dele leche de su pecho al bebé desde que nazca y prolónguelo al menos por 6 meses.
  • Evite fumar durante el embarazo y posterior a él. No exponga a su hijo recién nacido al humo de tabaco.
  • Evite la convivencia con animales de pelo o plumas: gatos, perros, pájaros, palomas, etc.
  • Inicie la ablactación tardíamente (más allá de los 6 meses) y evitar que el bebé coma los alimentos muy alergénicos que se ya mencionaron durante el primer año de vida.
  • Evite, de ser posible, la estancia infantil. Al menos no en los primeros 6 meses de vida.
  • Use productos que le ayuden al sistema inmune del bebé a funcionar mejor como los Factores de Transferencia. Estos factores son sustancias que vienen naturalmente en la leche materna y en la yema del huevo y son los responsables de habilitar al sistema inmune del recién nacido para que no se enferme. Es un hecho irrefutable: los niños que son amamantados casi nunca se enferman y si se llegan a enfermar, lo hacen muy leve y rápido curan. Esto se debe a los Factores de Transferencia que tiene la leche materna. Si gusta más información sobre estos productos, sólo llámeme.
  • Evite contaminar el ambiente ni durante esta temporada de frío, ni nunca. No queme leña, ni prenda cohetes, no le quite el catalizador a su auto y afínelo al menos una vez al año. No use aerosoles de ningún tipo en casa, ni le ponga talco al niño.
  • Pregunte a su médico de confianza por medicamentos y vacunas que mejoran la función del sistema inmune del niño. Los hay tomados y en forma de vacunas.
  • Aplíquele la vacuna en contra del Flu a los niños a partir de los 6 meses de edad y a todas las personas que convivan con los bebés, eso ayudará a evitar enfermedades de las vías respiratorias. Casi todas las cosas malas que se dicen de la vacuna en contra el flu, son mitos.
  • Dele al niño cuando ya le toque una dieta plena de frutas, verduras y vegetales. También puede darles complementos vitamínicos recomendados por su médico.
  • Finalmente tráigalo a una revisión médica, ya. Lo más pronto posible para que sea “preparado” para esta temporada que empieza y que pinta como muy mala para los niños alérgicos. Una muy buena alergóloga de mucha confianza y gran preparación es la Dra. Margarita Bocanegra a quién recomiendo ampliamente.